Archivo de la categoría: NEUROCIENCIA

La naturaleza y su efecto sobre las ondas alfa de nuestro cerebro

El contacto con la naturaleza nos lleva a la calma, a la armonía, también se relaciona con el bienestar, porque los espacios naturales aumentan nuestro potencial de salud y de buen humor así mismo nuestra capacidad de aprendizaje aumenta considerable mejorando el funcionamiento cognitivo, además de potenciar más la autodisciplina y el control de los impulsos; todos los antiguos maestros lo hacían, por algo será…

Por el contrario, aquellas personas que no conviven con la naturaleza tienden a sufrir déficit de atención y síntomas de hiperactividad, trastornos de ansiedad y depresión.

Pero en el mundo actual  nos encontramos en continuo estado de vigilancia, cuyo resultado final es una explosión de estrés y ansiedad acumulada, que ni siquiera el sueño puede apaciguar porque incluso para muchos cada noche se convierte en una terrorífica pesadilla por no poder dormir bien.

Investigadores de la Universidad de Michigan realizaron diversos estudios para comprobar los efectos beneficiosos de interactuar con la naturaleza  (Berman, Jonides & Kaplan, 2008PDF) y los resultados mostraron que la gente mejoraba mucho (casi un 20%) en los tests de memoria después de dar un paseo por un entorno natural, mientras que las personas que paseaban por calles y edificios, no mejoraron nada.

La actividad de los órganos sensoriales, se traduce en un estímulo eléctrico que llega hasta el cerebro a zonas concretas de su corteza. Allí, cada neurona responde con voltaje entre 1 y 5 micro voltios a los estímulos que le llegan. El conjunto global de neuronas produce un ruido eléctrico con un potencial de hasta 500 micro voltios.

Está demostrado que cuando llevamos al indivuo a un estado de frecuencia vibracional entre los 7.5 y 13 hz (Ondas Alfa) éste alcanza su máximo nivel de aprendizaje.

Investigaciones recientes demuestran:

  • El cerebro crece a causa del estímulo, ya sea natural o artificial
  • El estímulo se traduce en una vibración eléctrica de frecuencia característica
  • Es posible estimular artificialmente el cerebro mediante máquinas
  • El cerebro se deja “arrastrar” por el estímulo, resonando con frecuencia igual a la de éste
  • Los estados de la mente presentan frecuencias de vibración eléctrica características
  • Es posible reproducir los estados mentales, estimulando directa o indirectamente el cerebro, con la frecuencia de onda asociada a dicho estado

Un ejemplo de la estimulación no invasiva del cerebro es el trabajo del científico español Álvaro Pascual-Leone, neurólogo del Harvard Medical School, a través de la “estimulación magnética transcraneal”: ver programa Redes.

Ondas cerebrales

 TIPOS DE ONDAS CEREBRALES

 TIPO DE ONDA y voltajes

FRECUENCIA

SITUACION MENTAL RELATIVA A LA QUE CORRESPONDE

DELTA
10-50 micro voltios
0,2 a 3,5 Hz Estado hipnótico, hemisferio  cerebral derecho en plena actividad,  sueño profundo , meditación
THETA
50-100 micro voltios
3,5 a  7,5 Hz Estado de vigilia, equilibrio entre los hemisferios izquierdo y derecho, plenitud, armonía,
ALFA
100-150 micro voltios
7,5 a 13 Hz Relajación, tranquilidad, creatividad inicio de actividad plena del hemisferio izquierdo y desconexión del hemisferio derecho.
BETA
150-200 micro voltios
13 a 28 Hz Estado de alerta máxima, vigilante, miedo,  es la situación normal cuando estamos despiertos, conduciendo, o trabajando en donde estamos   en estado de alerta, ansiedad.
RAM-ALTA
+200 micro voltios
+ de 28 Hz estado de stress y confusión.

DESCRIPCIÓN DETALLADA

ONDAS BETHA: Originan un campo electromagnético con una frecuencia comprendida entre 13 y 30 Hz (vibraciones por segundo). Se registran cuando la persona se encuentra despierta y en plena actividad mental. Los sentidos se hallan volcados hacia el exterior, de manera que la irritación, inquietud y temores repentinos pueden acompañar este estado.

ONDAS ALFA: Tienen una frecuencia de 8 –12 Hz y están asociadas con estados de relajación. Se registran especialmente momentos antes de dormirse. Sus efectos característicos  son: relajación agradable, pensamientos tranquilos y despreocupados, optimismo y un sentimiento de integración de cuerpo y mente.

ONDAS THETA: Con una frecuencia de 4-7 hz., se producen durante el sueño (o en meditación profunda, entrenamiento autógeno, yoga…), mientras actúan las formaciones del subconsciente. Las características de este estado son: memoria plástica, mayor capacidad de aprendizaje, fantasía, imaginación e inspiración creativa.

ONDAS DELTA: Con una frecuencia de 1-3 Hz, surgen principalmente en el sueño profundo y muy raras veces se pueden experimentar estando despierto. Sus estados psíquicos correspondientes son el dormir sin sueños, el trance y la hipnosis profunda. Las ondas delta resultan de gran importancia en los procesos curativos y en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

Artículo recuperado del blog de la Fundación EticoTaku: leer.

Neuroeducación, por Francisco Mora

El doctor Francisco Mora, doctor en Neurociencia por la Universidad de Oxford y catedrático de Fisiología de la Universidad Complutense de Madrid, publica “Neuroeducación“, un libro que desmonta los mitos alrededor del cerebro y descifra los mecanismos que enlazan la materia gris con la educación.

El doctor Mora incide en la idea de que solo se puede aprender aquello que realmente se ama, e insta a los educadores a que hagan que el estudiante, de cualquier edad, se apasione por aquello que estudia. Tarea nada sencilla, pero que debe ser el objetivo para mantener la atención y la motivación de aquellos que pretenden aprender, y enseñar.

Brillante trabajo de uno de los mejores científicos españoles en la actualidad, considerado uno de los mayores expertos en neurociencia del mundo.

Como regalo os dejamos una maravillosa entrevista en la que el doctor habla sobre su libro en el estupendo programa radiofónico “Luces en la oscuridad”, de Pedro Riba: link.

P.D. En esta misma línea os recordamos algún artículo que ya hemos publicado sobre educación creativa: ver.

Visualización, por Vicenç Olivé

La visualización incluye todos los sentidos y las emociones, es decir, hay que implicar a toda la persona (lo que vemos, lo que oímos, lo que sentimos) en ese diseño del futuro.

Vicenç Olivé nos presenta la visualización como técnica para construir un futuro diferente y cambiar la forma de sentir la vida:

  • Cierra los ojos
  • Imagínate qué quieres cambiar en el futuro, visualízalo
  • Camina hacia adelante (con los ojos cerrados) y sitúate en una línea temporal imaginaria en la que crees que lo conseguirás
  • Una vez situados en ese punto “del futuro”, con los ojos cerrados, visualizando nuestro deseo, ¿qué escuchamos?
  • ¿Qué sentimos?
  • En silencio, dejamos evocar esos sentimientos, que invadan todo nuestro cuerpo, respirando profundamente, relajándonos, sintiendo ese bienestar…
  • Volvemos hacia el presente (físicamente caminamos hasta nuestro punto de partida) y abrimos los ojos
  • Una vez que sabemos en qué dirección tenemos que ir, nos preguntamos qué es lo que podemos hacer ahora (hoy) para conseguir nuestro deseo; determinar tareas concretas y ¡¡PONERSE EN MARCHA!!

Nuestra neurología funciona con cosas muy concretas, si bien es capaz de componer grandes sueños, y necesitamos ambas cosas, el gran sueño y las tareas diarias concretas para acercarnos poco a poco allí.

El Kaizen [Kai (cambio) + Zen (bueno)] es una filosofía eficaz pensada para ayudarnos a consolidar cambios en nuestras vidas poco a poco, sin casi darnos cuenta.

Las grandes preguntas y loos grandes cambios a veces nos asustan y pueden paralizarnos, es mejor hacerse preguntas modestas, pero sugerentes y consigue día a día pequeños cambios que con el tiempo resultarán muy grandes.

“Es más importante la dirección que la velocidad.” Vicenç Olivé

Más información en: http://www.redesparalaciencia.com/8013/redes/redes-134-el-poder-del-efecto-placebo

O en La Contra de La Vanguardia: http://www.lavanguardia.com/20110919/54218318233/el-coaching-existe-porque-no-tenemos-buenos-amigos.html

Las 7 leyes universales

Hoy hablaremos sobre las leyes que rigen nuestro universo. Estas leyes universales, exactas, corresponden a 7 principios, porque son inmutables, que son:

  1. Principio de mentalismo: Todo es mente, el Universo es mental
  2. Principio de correspondencia: Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba
  3. Principio de vibración: Todo se mueve, nada está quieto, todo vibra
  4. Principio de polaridad: Todo tiene su par de opuestos, todo es doble
  5. Principio de ritmo: Todo fluye y refluye, todo tiene su proceso, nace, crece, muere…
  6. Principio de causa y efecto: Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa
  7. Principio de género: El género está en todo, todo tiene su parte femenina y masculina

El principio de mentalismo nos propone que Todo es mente, que el Universo es mental, esto implica que nuestra realidad es fruto de nuestra mente, de nuestras creencias y limitaciones. Científicamente, este principio ha sido demostrado en los últimos tiempos por la física cuántica. Hay experimentos que demuestran que en nuestro cerebro se iluminan las mismas zonas si, por ejemplo, comemos una manzana o si lo imaginamos.

El principio de correspondencia defiende que como es arriba es abajo, y como es abajo es arriba, esto es, que toda acción y toda condición tiene su analogía o su correspondencia en todos los demás planos de existencia, i.e. los átomos se rigen por las mismas leyes de movimiento que los planetas y los astros, el microcosmos es igual al macrocosmos y así interminablemente. Sé generoso, siempre recibes aquello que ofreces.

Según el principio de vibración todo se mueve, nada está quieto, todo vibra. El pensamiento positivo vibra a una frecuencia altísima, sus colores son brillantes, claros y luminosos. Por contra, el pensamiento negativo vibra lentamente y sus colores son opacos y sombríos. Todo vibra, ¿no notamos a veces buenas o malas vibraciones? ¿Los instrumentos musicales no empiezan a sonar como respuesta a las vibraciones de otros instrumentos?

El principio de polaridad explica que todo tiene su par de opuestos, todo es doble. Los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semi-verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse…

Según el principio de ritmo todo fluye y refluye, todo tiene su proceso, nace, crece, muere… Todo va de un extremo al otro, todo tiene un proceso de crecimiento y declive; el día y la noche, las estaciones, nada está en reposo. Todo tiene su propio ritmo. Al haber vibración tiene que haber ritmo, y el equilibrio rítmico trae la armonía.

El principio de causa y efecto expone que toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa: todo sucede de acuerdo con la Ley; el azar no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de causalidad pero nada escapa a la Ley. Nada de lo que hagamos queda al azar, todo lo que nos sucede y todas las decisiones que creemos que tomamos no son más que el resultado de una larga cadena de causa-efecto. Lo que llamamos casualidad, no existe. La mente es un motor. Los pensamientos son fuerza o energía que genera la mente. Esta energía sale de nuestra mente en vibraciones, en ondas que, por obra y gracia de la Ley del Ritmo regresa a nosotros trayéndonos el futuro que hemos recogido.

Por último, el principio de género nos indica que el género está en todo, todo tiene su parte femenina y masculina. Esto ya lo sabemos incluso por los cromosomas del cuerpo humano. Pero esta ley está en todas las cosas. Las cualidades masculina y femeninas están en toda manifestación. El Ying-Yang…

“Lo que pensamos varía nuestra biología”, Bruce Lipton

Hoy recuperamos otro ejemplo de cómo tenemos en nuestra mano el futuro que queramos y cómo la ciencia nos lo demuestra una y otra vez: Bruce Lipton en la contra de La Vanguardia.

Me enseñaron que los genes controlan la vida, que en ellos se inscriben todas nuestras capacidades y características, pero es falso.

¿Del todo?

No somos víctimas de nuestra genética, en realidad es el ADN el que está controlado por el medio externo celular.

¿Qué significa eso?

La célula es la vida. Hablar de una célula es como hablar de una persona. Nosotros recibimos la información a través de los cinco sentidos y las células reciben las señales del entorno a través de los receptores que captan la información. El ADN es controlado por señales que vienen desde fuera de la célula, incluyendo mensajes energéticos de nuestros propios pensamientos, tanto los positivos como los negativos.

¿Somos lo que vivimos y pensamos?

Sí, y cambiar nuestra manera de vivir y de percibir el mundo es cambiar nuestra biología. Los estudios que empecé hace cuarenta años demuestran que las células cambian en función del entorno, es lo que llamamos epigenética. Epi significa por encima de la genética, más allá de ella.

¿Y?

Según el entorno y como tú respondes al mundo, un gen puede crear 30.000 diferentes variaciones. Menos del 10% del cáncer es heredado, es el estilo de vida lo que determina la genética.

¿Es el entorno el que nos define?

Aprendemos a vernos como nos ven, a valorarnos como nos valoran. Lo que escuchamos y vivimos nos forma. No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos. Somos víctimas de nuestras creencias, pero podemos cambiarlas.

Pero las creencias están inscritas en lo más profundo de nuestro subconsciente.

Cierto. El subconsciente es un procesador de información un millón de veces más rápido que la mente consciente y utiliza entre el 95% y el 99% del tiempo la información ya almacenada desde nuestra niñez como un referente. Por eso cuando decidimos algo conscientemente como, por ejemplo, ganar más dinero, si nuestro subconsciente contiene información de que es muy difícil ganarse la vida, no lo conseguiremos.

¿Entonces?

Si cambiamos las percepciones que tenemos en el subconsciente, cambiará nuestra realidad, y lo he comprobado a través de numerosos experimentos. Al reprogramar las creencias y percepciones que tenemos de cómo es la felicidad, la paz, la abundancia, podemos conquistarlas.

Me suena a fórmula feliz…

Así es como funciona el efecto placebo. Si pienso que una pastilla me puede sanar, me la tomo y me encuentro mejor. ¿Qué me ha sanado?…

¿La creencia?

Eso parece. Al igual que los pensamientos positivos y el efecto placebo afectan a nuestra biología, existe el efecto nocebo: si crees que algo te hará daño, acabará por hacerte daño. Henry Ford decía que tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienen razón. Si eliges vivir un mundo lleno de amor, tu salud mejorará.

¿Y eso por qué?

La química que provoca la alegría y el amor hace que nuestras células crezcan, y la química que provoca el miedo hace que las células mueran. Los pensamientos positivos son un imperativo biológico para una vida feliz y saludable. Existen dos mecanismos de supervivencia: el crecimiento y la protección, y ambos no pueden operar al mismo tiempo.

O creces o te proteges.

Los procesos de crecimiento requieren un intercambio libre de información con el medio, la protección requiere el cierre completo del sistema. Una respuesta de protección mantenida inhibe la producción de energía necesaria para la vida.

¿Qué significa prosperar?

Para prosperar necesitamos buscar de forma activa la alegría y el amor, y llenar nuestra vida de estímulos que desencadenen procesos de crecimiento. Las hormonas del estrés coordinan la función de los órganos corporales e inhiben los procesos de crecimiento, suprimen por completo la actuación del sistema inmunológico.

¿La culpa de todo la tienen los padres?

Las percepciones que formamos durante los primeros seis años, cuando el cerebro recibe la máxima información en un mínimo tiempo para entender el entorno, nos afectan el resto de la vida.

Y las creencias inconscientes pasan de padres a hijos.

Así es, los comportamientos, creencias y actitudes que observamos en nuestros padres se graban en nuestro cerebro y controlan nuestra biología el resto de la vida, a menos que aprendamos a volver a programarla.

¿Cómo detectar creencias negativas?

La vida es un reflejo de la mente subconsciente, lo que nos funciona bien en la vida son esas cosas que el subconsciente te permite que funcionen, lo que requiere mucho esfuerzo son esas cosas que tu subconsciente no apoya. 

¿Debo doblegar a mi subconsciente?

Es una batalla perdida, pero nada se soluciona hasta que uno no se esfuerza por cambiar. Deshágase de los miedos infundados y procure no inculcar creencias limitadoras en el subconsciente de sus hijos.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110909/54213913374/lo-que-pensamos-varia-nuestra-biologia.html#ixzz2E2LBzPeS

Inteligencia Emocional como herramienta de dirección de equipos de trabajo

Hola,

Quiero compartir con todos vosotros el uso de la Inteligencia Emocional como herramienta de dirección de equipos de trabajo. El objetivo, conseguir la preparación  adecuada con la que acompañar después, tanto a los integrantes de los equipos, como a las identidades grupales que ellos luego conforman.

El motivo de esta publicación es que a pesar de que la Inteligencia Emocional (en adelante IE) es un término que ya nos resulta familiar en la teoría, los testimonios de su aplicación práctica  en empresas son escasos, siendo aún mucho más infrecuente poder conocer si han utilizado algún indicador de la IE para medir emocionalmente a sus equipos.

Una forma de aplicar en la práctica un modelo basado en la Inteligencia Emocional, sería averiguar si realmente como gestores de equipos nos tomamos el tiempo necesario para  reflexionar si de cada uno de nuestros colaboradores,  percibimos, asimilamos, comprendemos y gestionamos sus emociones. Estos cuatro factores son los que acuñaron Mayer y Salovey en 1997 1 como formadores del constructo Inteligencia Emocional

Veamos cómo hacerlo2. Cierra los ojos y recuerda ahora a una persona de tu equipo. Recupera un momento del día en el que su actitud te haya llamado la atención por algún motivo y responde: ¿Qué emoción reflejaba su rostro? ¿Mostraba satisfacción, ira, tristeza, comprensión, admiración? Si sabes definir la emoción que has percibido, entonces has completado el primer factor, la Percepción. Vamos a por el segundo ítem, la Asimilación. Consiste en traducir con palabras esa emoción anterior y observar cómo te ha afectado a ti. ¿Te ha resultado grata o incómoda esa emoción? El tercer factor es la Comprensión: sabes lo que le puede estar pasando a tu colaborador o contrariamente, no tienes ninguna pista de qué ha podido ocurrir para que muestre esa emoción. En este punto, también es un buen momento para sentir cómo las emociones de tu colaborador te provocan reacciones emocionales parecidas o bien diferentes en ti. Por último, el cuarto factor que conforma el constructo de la IE del modelo propuesto es la Gestión emocional. Este es el más importante, el que completa el cuadrado, porque éste es el que te recomienda a ti como Director, Gerente, Jefe o Responsable de un equipo a actuar. ¡HAZ ALGO con esa información! Es decir, contrasta con esa persona si lo que has percibido es así o recaba los matices. Permitiros compartir las emociones, las suyas y las tuyas y aprovecha para utilizarlo en pro del equipo que lideras.

Instaurar una red de confianza en un equipo requiere tiempo, diálogo, cooperación  y satisfacción por ambas partes, tanto en el responsable como en el equipo. Utiliza un test que te permita medir la temperatura emocional de tu equipo, yo te propongo el MSCEIT porque puede utilizarse tanto a nivel individual como grupal, y está traducido al español por los autores Fernández-Berrocal y Extremera (2009)3. Una vez lo hayas utilizado, proponte repetirlo entre seis meses y un año después para que puedas medir los avances que seguro verás en las distintas competencias.

Te propongo que hagas este ejercicio en tu equipo actual y nos cuentes si gestionar así a las personas de tu equipo, utilizando información emocional, te ha permitido guiar mejor acciones posteriores. Te propongo también que nos cuentes las dificultades si las hubiera para poder hacer esta gestión, quizás podamos ayudarte luego con un nuevo punto de vista.

Muchas gracias por tu atención. Deseamos que haya sido útil nuestra información.

Aquí tienes las referencias bibliográficas de las que seguir tirando del hilo:

1Mayer, J.D. y Salovey, P.(1997). What is emotional intelligence? Emotional development and emotional intelligence:Educational Implications (pp. 3-31) New York: Basic Books

2 Equipos de trabajo: de la emoción a la transfor-acción. Alicia E. Kaufmann. Capítulo 5 Equipos e Inteligencia emocional: Roberto Luna y Mónica Valero.

3Fernández-Berrocal y Extremera (2009). Adaptación española del Test de Inteligencia Emocional Mayer-Salovey-Caruso. MSCEIT. Tea Ediciones. http://web.teaediciones.com/MSCEIT–Test-de-Inteligencia-Emocional-Mayer-Salovey-Caruso.aspx

Mónica Valero (@movacha), 14 años gestionando equipos en la empresa privada e invertidos otros tantos en formación académica.

Sentidos

Nuestros sentidos nos ayudan a construir nuestra realidad, ya que son las ventanas que permiten a nuestro cerebro captar y construir lo que entendemos como nuestra realidad.

Existen multitud de ilusiones sensoriales, especialmente las ópticas, como por ejemplo, las tuercas imposibles de Jerry Andrus (http://jerryandrus.org/), o los increíbles trucos del profesor Richard Wiseman (http://richardwiseman.wordpress.com/), que nos demuestran que tenemos la capacidad de ver “solo” lo que queremos ver.

Para ello, proponemos algunas actividades para potenciar la capacidad de los sentidos:

  • Haz cosas cotidianas con los ojos cerrados: ducharse, lavarse los dientes, comer, etc.
  • Utiliza de vez en cuando tu mano menos dominante: comer, usar el ratón, lavarse los dientes, etc.
  • Cambia objetos familiares de sitio: lámpara, papelera, lapiceros, etc.
  • Cambia de ruta para ir a los sitios habituales

Otras actividades adicionales podrían ser:

Pero sobre todo, ¡¡tómatelo como un juego y disfruta!!

Más información en: http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-existe-nada/1576774/