Archivo de la categoría: SALUD

“Food, Inc.”, el documental

“Food, Inc.” es un documental estadounidense de 2008 dirigido por el cineasta ganador de un Emmy Robert Kenner. El documental está basado en los libros “Fast Food Nation”, de Eric Schlosser, y “El dilema del omnívoro” de Michael Pollan.

El documental muestra el funcionamiento interno de la industria alimentaria estadounidense, relatada con mucho realismo; entrevistas en primera persona con los productores, agricultores y granjeros, comandados por las grandes multinacionales con las que tienen contrato de servicio. Un contrato que les pone numerosas cláusulas estudiadas sobre cría, alimentación y aspectos claves del crecimiento y desarrollo de los animales. Por ejemplo, la alimentación en base a piensos manipulados específicamente en laboratorio para que los animales se desarrollen de forma más voluminosa (con más carne), en mucho menos tiempo.

Es un buen ejemplo del funcionamiento actual de las explotaciones agrícolas y ganaderas, lo que debería hacernos reflexionar sobre nuestra forma de alimentación.

Nosotros decidimos 3 veces al día qué llevarnos a la boca, es nuestro mayor poder ante las multinacionales que controlan el mercado alimentario mundial.

Consume poco, de temporada, local, y ecológico, tu salud te lo agradecerá.

Anuncios

España en el 2030, una visión optimista

En el artículo de hoy me gustaría hacerme eco del proyecto liderado por Francisco Abad,  quien a través de su Fundación Empresa y Sociedad ha publicado el trabajoDentro de 15 años (LID editorial), en el que 28 expertos echan un vistazo al porvenir de la sociedad actual, rompiendo la tendencia negativa sobre nuestro futuro de la mayoría de previsiones y ofreciendo una mirada mucho más esperanzadora.

Los grandes foros sobre prospectiva se limitan a la agenda política y económica global sin apenas considerar la psicología o la sociología. Por eso la Fundación Empresa y Sociedad aspira a impulsar un debate abierto sobre cómo evolucionaremos si situamos a la persona en el centro. Lo hace con la colaboración y las ideas de 28 expertos en tres ámbitos:

  • Sociedad y tecnología,
  • Economía y empresa, y
  • Raíces personales.

A través del portal Trends & Talks podéis consultar las entrevistas a los autores de este trabajo.

Os recomiendo el fantástico texto de Javier Creus (capítulo 8 del libro) que presenta una sociedad que ojalá lleguemos algún día a conocer. ¡Maravilloso!

Comida ecológica en tiempos de crisis, por Esther Vivas

Hoy reproducimos el estupendo artículo de la activista Esther Vivas, titulado “Comida ecológica en tiempo de crisis.”

Se calcula que un 41% de las familias en el Estado español han modificado sus hábitos de consumo como consecuencia de la crisis, con el objetivo de ahorrar, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Pero los alimentos ecológicos y de calidad no tienen porque ser necesariamente caros. Hay opciones para poder comprar ecológico y a buen precio: alimentos de temporada, de proximidad, compra directa, mercados locales, grupos y cooperativas de consumo… Son alternativas que nos permitirán comer bien y a precios asequibles.

Nos hemos acostumbrado a que, si queremos, podemos comprar nectarinas, uvas, fresas, melón… todo el año. Ya no sabemos si los tomates o las naranjas son cultivos de temporada o no. Hemos desaprendido los ritmos de producción de la tierra y nos hemos alejado del trabajo en el campo.

Comprar productos que no son de temporada hace que acabemos pagando más por lo que comemos y obtengamos, además, un producto de peor calidad.

Hay que volver a aprender a alimentarnos con frutos de temporada. Que se explique en las escuelas cuando es el tiempo de las cerezas, cuando los árboles dan higos, cuando encontramos granadas en la huerta. Comprar alimentos ecológicos y de temporada nos permitirá comer bien y a un precio que no resultará caro.

Langostinos de Argentina y piña de Sudáfrica con espárragos de entrante del Perú. Los alimentos viajan de media unos cinco mil kilómetros del campo al plato, según un informe de Amigos de la Tierra. Muchas veces se trata de una estrategia para producir barato, explotando derechos laborales y medioambientales, para luego vender aquí el producto tan caro como a las multinacionales de la agroindustria les resulte posible. Algunos alimentos nos pueden resultar más económicos, otros no tanto.

Una compra local y de proximidad no debe ser cara; aparte, reduciremos el impacto ecológico de un modelo de alimentación kilométrico. ¿Qué sentido tiene que aquí comamos alimentos que vienen de la otra punta del mundo y que allí sus mercados estén “invadidos” por productos subvencionados del agribusiness, que se venden por debajo del precio de coste y hacen la competencia desleal a los campesinos autóctonos?

La otra cuestión es dónde compramos… Pensamos que ir al supermercado nos saldrá barato, pero, a menudo, acabamos comprando más de lo que necesitamos: ofertas 3×2, descuentos, colocación estratégica para que llenemos la cesta sin pensar. Algunos productos se anuncian baratos, pero suelen ser sólo un reclamo, para que cuando vayamos adquiramos otros que ya no lo son tanto.

Comprar directamente al agricultor, en mercados locales, vía comercio electrónico o yendo a la finca son buenas opciones para saber de dónde viene lo que comemos, pagar el precio íntegro a quien lo ha cultivado y ahorrar dinero. Los grupos y las cooperativas de consumo, que en los últimos años han proliferado acá, son también una elección adecuada: personas de un barrio o de un municipio que se organizan para comprar alimentos ecológicos, sin intermediarios, al campesino, y obtener un producto de calidad y a un precio asequible.

Además, el consumo de carne, en los últimos tiempos, no ha parado de aumentar. Con una dieta más vegetariana, no sólo reduciremos el impacto tan negativo que tiene la producción intensiva de carne en el medio ambiente -que genera gases de efecto invernadero, entre otros- y las malas consecuencias para nuestra salud, sino que conseguiremos, también, rebajar el importe de la cesta. Más consumo de fruta y verdura ecológica es una buena alternativa, tanto económica como saludable, a una dieta excesivamente carnívora.

De este modo, comer ecológico no tiene porque salir caro, al contrario. Se trata de saber QUÉ comer y DÓNDE comprar. Y hacerlo con criterios de justicia social y ecológica. No sólo ganará nuestro bolsillo sino también nuestra salud, nuestra agricultura y nuestro planeta.

Gracias Esther Vivas por tus sabias palabras…

Fuente: Blog de Esther Vivas

 

Miguel Jara: “Buscar las verdades frente a los intereses del poder.”

Hoy recuperamos la entrevista efectuada el 5 de noviembre de 2011 por la periodista Alish a Miguel Jara, escritor y periodista independiente especializado en investigación de temas de salud y ecología.

En esta entrevista se repasan diversos temas controvertidos con la medicina y la salud.

Los Centinelas de la vida

  • La Sensibilidad Química Múltiple (SQM) (minuto1’34”)
  • La Sensibilidad Electromagnética o Síndrome de las Microondas (8’)

Los edificios enfermos (22’07”)

La toxicidad del mercurio (28’05”)

  • Amalgamas dentales
  • Las vacunas

El marketing del miedo y el tráfico de enfermedades (32’30”)

Enfermedades ¿inventadas? (34’37”)

  • La Osteoporosis
  • Las disfunciones sexuales femeninas
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Trastorno Oposicinista desafiante
  • Incumplimiento terapéutico
  • Fobia social
  • Síndrome de las piernas inquietas

La creación de las pandemias (44’48”)

Chemtrails (49’06”)

Los medios de comunicación / Internet (52’28”)

Fuente : Alish (timefortruth.es)

La naturaleza y su efecto sobre las ondas alfa de nuestro cerebro

El contacto con la naturaleza nos lleva a la calma, a la armonía, también se relaciona con el bienestar, porque los espacios naturales aumentan nuestro potencial de salud y de buen humor así mismo nuestra capacidad de aprendizaje aumenta considerable mejorando el funcionamiento cognitivo, además de potenciar más la autodisciplina y el control de los impulsos; todos los antiguos maestros lo hacían, por algo será…

Por el contrario, aquellas personas que no conviven con la naturaleza tienden a sufrir déficit de atención y síntomas de hiperactividad, trastornos de ansiedad y depresión.

Pero en el mundo actual  nos encontramos en continuo estado de vigilancia, cuyo resultado final es una explosión de estrés y ansiedad acumulada, que ni siquiera el sueño puede apaciguar porque incluso para muchos cada noche se convierte en una terrorífica pesadilla por no poder dormir bien.

Investigadores de la Universidad de Michigan realizaron diversos estudios para comprobar los efectos beneficiosos de interactuar con la naturaleza  (Berman, Jonides & Kaplan, 2008PDF) y los resultados mostraron que la gente mejoraba mucho (casi un 20%) en los tests de memoria después de dar un paseo por un entorno natural, mientras que las personas que paseaban por calles y edificios, no mejoraron nada.

La actividad de los órganos sensoriales, se traduce en un estímulo eléctrico que llega hasta el cerebro a zonas concretas de su corteza. Allí, cada neurona responde con voltaje entre 1 y 5 micro voltios a los estímulos que le llegan. El conjunto global de neuronas produce un ruido eléctrico con un potencial de hasta 500 micro voltios.

Está demostrado que cuando llevamos al indivuo a un estado de frecuencia vibracional entre los 7.5 y 13 hz (Ondas Alfa) éste alcanza su máximo nivel de aprendizaje.

Investigaciones recientes demuestran:

  • El cerebro crece a causa del estímulo, ya sea natural o artificial
  • El estímulo se traduce en una vibración eléctrica de frecuencia característica
  • Es posible estimular artificialmente el cerebro mediante máquinas
  • El cerebro se deja “arrastrar” por el estímulo, resonando con frecuencia igual a la de éste
  • Los estados de la mente presentan frecuencias de vibración eléctrica características
  • Es posible reproducir los estados mentales, estimulando directa o indirectamente el cerebro, con la frecuencia de onda asociada a dicho estado

Un ejemplo de la estimulación no invasiva del cerebro es el trabajo del científico español Álvaro Pascual-Leone, neurólogo del Harvard Medical School, a través de la “estimulación magnética transcraneal”: ver programa Redes.

Ondas cerebrales

 TIPOS DE ONDAS CEREBRALES

 TIPO DE ONDA y voltajes

FRECUENCIA

SITUACION MENTAL RELATIVA A LA QUE CORRESPONDE

DELTA
10-50 micro voltios
0,2 a 3,5 Hz Estado hipnótico, hemisferio  cerebral derecho en plena actividad,  sueño profundo , meditación
THETA
50-100 micro voltios
3,5 a  7,5 Hz Estado de vigilia, equilibrio entre los hemisferios izquierdo y derecho, plenitud, armonía,
ALFA
100-150 micro voltios
7,5 a 13 Hz Relajación, tranquilidad, creatividad inicio de actividad plena del hemisferio izquierdo y desconexión del hemisferio derecho.
BETA
150-200 micro voltios
13 a 28 Hz Estado de alerta máxima, vigilante, miedo,  es la situación normal cuando estamos despiertos, conduciendo, o trabajando en donde estamos   en estado de alerta, ansiedad.
RAM-ALTA
+200 micro voltios
+ de 28 Hz estado de stress y confusión.

DESCRIPCIÓN DETALLADA

ONDAS BETHA: Originan un campo electromagnético con una frecuencia comprendida entre 13 y 30 Hz (vibraciones por segundo). Se registran cuando la persona se encuentra despierta y en plena actividad mental. Los sentidos se hallan volcados hacia el exterior, de manera que la irritación, inquietud y temores repentinos pueden acompañar este estado.

ONDAS ALFA: Tienen una frecuencia de 8 –12 Hz y están asociadas con estados de relajación. Se registran especialmente momentos antes de dormirse. Sus efectos característicos  son: relajación agradable, pensamientos tranquilos y despreocupados, optimismo y un sentimiento de integración de cuerpo y mente.

ONDAS THETA: Con una frecuencia de 4-7 hz., se producen durante el sueño (o en meditación profunda, entrenamiento autógeno, yoga…), mientras actúan las formaciones del subconsciente. Las características de este estado son: memoria plástica, mayor capacidad de aprendizaje, fantasía, imaginación e inspiración creativa.

ONDAS DELTA: Con una frecuencia de 1-3 Hz, surgen principalmente en el sueño profundo y muy raras veces se pueden experimentar estando despierto. Sus estados psíquicos correspondientes son el dormir sin sueños, el trance y la hipnosis profunda. Las ondas delta resultan de gran importancia en los procesos curativos y en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

Artículo recuperado del blog de la Fundación EticoTaku: leer.

Crítica ética al capitalismo

Hoy me gustaría compartir con vosotros una brillante exposición de la hermana Teresa Forcades sobre el capitalismo desde un punto de vista ético, independientemente de las creencias religiosas y políticas de cada uno:

Nada más que añadir…

Ética y moral, y la inteligencia emocional, claves para el desarrollo personal

En los tiempos que corren estos términos parecen pasados de moda y fuera de lugar ante la falta de escrúpulos y humanidad que parecen regir la sociedad actual, por ello es muy importante desenterrarlos y devolverles su verdadera importancia.

Moral y ética

En primer lugar, determinaremos la diferencia entre los términos moral y ética. De entre todas las definiciones que podemos encontrar recogemos la que sostiene nuestro filósofo por antonomasia, José Antonio Marina:

·        Moral (del latín): se refiere al sistema normativo de una sociedad, cultura, religión, etc, como por ejemplo, la moral católica, la protestante, etc. Las costumbres sociales. Impulsos.

·        Ética (del griego): corresponde a una moral transcultural, a las normas o los valores universales, por ejemplo los derechos humanos. La naturaleza verdadera del ser humano. Acciones y pensamientos.

Todas nuestras decisiones giran alrededor de nuestras creencias, valores, miedos, y la manera en que aplicamos o entendemos la moral y la ética que hacemos nuestras, en cualquier ámbito de nuestra vida.

Inteligencia emocional

En nuestra relación con el mundo que nos rodea hacemos uso de nuestra inteligencia emocional que, siguiendo con las enseñanzas de nuestro filósofo de cabecera, se compone de varios elementos, como son:

  • Identificar nuestros sentimientos
  • Entenderlos y saber qué hacer con ellos
  • Empatía, saber qué sienten los demás
  • Cómo gestionar esos sentimientos

Por otro lado, las cualidades derivadas nuestra capacidad como hombres sociales que somos, son:

  • Moralidad: saber lo que es bueno y malo
  • Empatía: saber cómo se sienten los demás, ponerse en el lugar de los demás
  • Altruismo: procurar el bienestar de los demás

Una persona vale la suma de sus conocimientos, habilidades, actitudes y valores:

  • El conocimiento corresponde a lo que sabes o conoces.
  • Tus habilidades son lo que sabes hacer o aplicar, de modo que se produzca un resultado concreto.
  • Tus actitudes son lo que quieres hacer, aquello para lo que estás motivado.
  • Los valores corresponden a lo que es en lo más profundo de tu interior de modo que conforma tu personalidad.

Proceso de desarrollo personal

Algunos de los puntos que podemos llevar a cabo de cara a trabajar en nuestro desarrollo personal podrían ser:

  • Conocerse a uno mismo
  • Aceptarse a sí mismo, tanto si te agrada lo que encuentras como si no
  • Aprender a relajarse

Este proceso debe ayudar a relacionarse e interaccionar mejor con los demás.

A continuación, presentamos unas recomendaciones del maestro Ramiro A. Calle que nos pueden ayudar a empezar a cambiar:

  • Pensar 1 minuto al día sobre la paz mundial (generosidad, hospitalidad, tolerancia, compasión, humanidad)
  • Al levantarse, visualizar cómo queremos que sea el día, de forma positiva y constructiva, así como nuestros objetivos
  • Al acostarse, visualizar los momentos positivos del día, así como (durante el sueño el cerebro trabaja sobre lo vivido en los últimos 30 minutos antes de acostarnos)

Por último, el psicólogo estadounidense Abraham Maslow hablaba de la necesidad de autorrealización, como la tendencia de las personas a ser lo que pueden ser, a utilizar y aprovechar plenamente su capacidad, su potencial. Es decir, a ser cada uno más de lo que uno es.

Pirámide de Maslow

“Con respecto a la excelencia, no es suficiente el conocerla, debemos tratar de tenerla y usarla.”

Aristóteles