¿De dónde venimos?

La humanidad, desde sus orígenes, siempre ha temido a lo desconocido y ha evolucionado gracias al conocimiento adquirido en cada momento de su historia.

Antiguamente se tenía mucha más consideración por las materias espirituales, quizá por miedo a ese mundo tan desconocido, y se practicaba una gran veneración por la naturaleza, a la que se consideraba responsable de los parabienes y desgracias que bendecían o asolaban a la sociedad humana. Todo este respeto hacia estas materias más sutiles se fue perdiendo paulatinamente con el peso del tiempo, especialmente desde el siglo XVII con la Ilustración, que sostenía la razón humana podía combatir la ignorancia, la superstición y la tiranía, y construir un mundo mejor. La Ilustración tuvo una gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales de la época, y contribuyó a la gestación del movimiento cientifista, y del axioma causa/efecto, con científicos y filósofos tan notables como Voltaire, Kant, Newton, etc.

Este paradigma determinista es el que ha perdurado hasta nuestros tiempos, no solo en cuanto a conocimiento, sino en cuanto a los valores adaptados para el progreso social y económico de las sociedades desarrolladas. Fue Einstein, con su Teoría de la Relatividad, el que introdujo los primeros conceptos de las dimensiones paralelas en el tiempo y espacio, predecesores de las teorías desarrolladas por la física cuántica como, por ejemplo, su tan controvertida teoría de cuerdas.

La física cuántica, también conocida como mecánica ondulatoria, es la rama de la física que estudia el comportamiento de la materia cuando las dimensiones de ésta son tan pequeñas, en torno a 1.000 átomos, que empiezan a notarse efectos como la imposibilidad de conocer con exactitud la posición de una partícula, o su energía, o conocer simultáneamente su posición y velocidad, sin afectar a la propia partícula (descrito según el principio de incertidumbre de Heisenberg).

El actual paradigma determinista y materialista se ha demostrado insuficiente para continuar con la actual evolución humana, que necesita complementar ese espíritu crítico, científico por definición, con una comprensión más intuitiva que aporte un sentido más enriquecedor a la existencia humana. Se ha construido un mundo donde se fomenta la ausencia de las emociones en la toma de decisiones, pero la realidad es muy diferente. Las emociones son el resultado de un conjunto de procesos químicos que suceden en nuestro organismo, es decir, corresponden a cambios moleculares que no pueden obviarse por formar parte de nuestra biología. Son esenciales para resolver asuntos que requieren creatividad o decisiones que requieran tratamiento de gran cantidad de información, y nos ayudan a decidir.

Actualmente se está comprobando que las respuestas que está aportando la física cuántica ya venían recogidas en la mística de las antiguas tradiciones, principalmente orientales, esto es, los vedas hindúes, el bhagavad gitah, etc, aunque expresadas según los conocimientos que se tenían en aquel momento.

Realmente lo que acontece a día de hoy es una crisis de valores, morales y éticos. La actual situación de desesperanza, tristeza y miedo de la sociedad occidental es el resultado de la gestación de una sociedad cuyos valores principales han sido el materialismo, la competitividad, y el egoísmo extremos.

Económicamente hablando hemos convertido el dinero en el objetivo prioritario de nuestra existencia, cuando realmente el dinero, aunque importante en nuestra vida, no deja de ser un medio para conseguir nuestro verdadero objetivo: ser feliz.

La felicidad no es un lugar al que uno va, sino un estado mental de cada uno.

— Fantasía no tiene límites…

— Eso no es cierto, ¡mientes!

— Niño tonto, no sabes nada de la historia de Fantasía. Es el mundo de las Fantasías humanas. Cada parte, cada criatura, pertenecen al mundo de los sueños y esperanzas de la humanidad. Por consiguiente, no existen límites para Fantasía…

— ¿Y por qué está muriendo entonces…?

— Porque los humanos están perdiendo sus esperanzas y olvidando a sus sueños. Así es como la Nada se vuelve más fuerte.

— ¿Qué es la Nada?

— Es el vacío que queda, la desolación que destruye este mundo y mi encomienda es ayudar a la Nada.

— ¿Por qué?

— Porque el humano sin esperanzas es fácil de controlar y aquel que tenga el control, tendrá el Poder.

La historia interminable

Anuncios

2 Respuestas a “¿De dónde venimos?

  1. 10% cierto y 90% bla bla. Venimos de un proceso universal de vibraciones diferentes, condensada, unas de una manera y otras de otras maneras. Todos somos àtomos y espacio entre ellos, lo que difiere es la calidad de la v ibraciòn del àtomo en cuestiòn, que v+a, ñpor asi decirlo, hasta Dios.

    Una ley conocida como Osmosis, ayuda a lograr las diferentes transformaciones y a mejorar el estado y la condiciòn posible de todos los seres.

  2. La empatìa, en la condiciòn de sueño en la cual se encuentra el 95 % de su vida, no puede ser real sino reactiva. Asì que reacciona, para la empatìa y la antipatìa y el resto de sus reacciones igual que como reacciona al clima. El inconseciente es el que maneja sus sueños y su imaginaciòn. Nada reales ninguna de las dos. En el inconsciente, el hombre vive una absoluta irrealidad, que el supone o cree, por las diferentes razones y educaciones recibidas desde niño, que es su realidad.

    La Fìsica Cuàntica, a travès de la “observaciòn” del comportamiento de las partìculas en el àtomo, ha hecho un descubrimiento vital, para para la humanidad, que la ha conducido o la està conduciendo a la unidad del espìritu con la materia, o sea, para la unidad de todo con todo. Pero, La Fìsica Cuàntica se encuentra “detenida” a mi parecer en el hecho de que ella se olvida del comportamiento de las partìculas del observador (no hay que olvidar que tambièn nosotros somos hechos de àtomos) mientras observa el comportamiento de las partìciulas ajenas a èl mismo. Se habràn puesto a pensar, cuàl serìa el comportamiento de sus propias partìculas, mientras si se observa, al mismo tiempo a si mismo, observando a las partìculas en el Acelerador?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s